Menu
Francisco Checa ‘Progreso’

Francisco Checa ‘Progreso’

El nombre que quiso ponerle el padre –aunque la Iglesia no se lo permitió, así es conocido por sus vecinos- lo dice todo de las ansias de mejora de esta gente. La infancia de Francisco Checa, ‘Progreso’, granadino de Lanteira, fue misérrima. El menguado salario de su padre minero apenas cubría las necesidades básicas de la familia y además de todo tipo de trabajos para los vecinos –en especial, pastor-, el niño Progreso pedía por las casas y practicaba pequeños hurtos para poder comer. Aunque presenció y sufrió injusticias inauditas y terribles abusos de poder en el mundo de los cortijos, alcanzó a proporcionar a sus hijos estudios superiores. Y eso sin perder, jamás, sus convicciones: “Aunque me crié con tanta necesidad, prefiero seguir pasando hambre con la izquierda antes que harto de pan con la derecha”.

“Mi vida es una historia mu larga, y mu dura de pasarla. Se cuenta riendo… pero se vivió llorando”.

Foto: Jorge Varas